Los cinco puntos del calvinismo (VI): Perseverancia de los santos

Finalizamos esta serie sobre los cinco puntos del calvinismo con un artículo sobre la perseverancia de los santos.

¿Qué es la perseverancia de los santos?

Louis Berkhof, en su «Teología Sistemática», la define como «aquella continua operación del Espíritu Santo en el creyente, mediante la cual la obra de la gracia divina que ha empezado en el corazón se continúa hasta llegar a ser completa». Esto quiere decir que los que ya han sido regenerados y llamados por Dios nunca pueden caer por completo del estado de gracia y dejar, por tanto, de alcanzar la salvación eterna, aunque en alguna ocasión puedan caer en pecado.

Pruebas bíblicas

Hay muchos pasajes bíblicos en los que se hace referencia a la perseverancia de los santos. Destacaremos a continuaciones algunas:

  • «Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre» (Juan 10:27-29).
  • «[…]Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo» (Filipenses 1:6).
  • «Pero fiel es el Señor, que os afirmará y guardará del mal» (2 Tesalonicenses 3:3).
  • «Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me avergüenzo, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día» (2 Timoteo 1:12).
  • «Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial. A él sea gloria por los siglos de los siglos. Amén» (2 Timoteo 4:18).

Inferencias de otras doctrinas

Pero esta doctrina no sólo se prueba con citas directas de la Biblia, sino que se infiere de otras doctrinas bíblicas. A continuación repasaremos algunas:

  • La doctrina de la elección: La doctrina de la elección no consiste únicamente en que algunas personas podrán ser salvas, sino que algunas personas serán salvas. Evidentemente, para poder ser salvas Dios tiene que guiarles mediante el Espíritu Santo a perseverar a fin de ser salvos definitivamente.
  • De la intercesión de Cristo: Cristo hace intercesión constante por todos aquellos que Padre le dio, y su oración intercesora siempre es eficaz (véase Hebreos 7:25 y Juan 11:42).
  • De la seguridad de la salvación: La Biblia afirma que los creyentes podemos tener seguridad de nuestra salvación (por ejemplo, Hebreos 3:14; 6;11; 10:22; 2 Pedro 1:10). Esto no sería lógico si podemos dejar de ser salvos en cualquier momento.

Con este artículo ponemos fin a la serie sobre los cinco puntos del calvinismo que iniciamos hace unos meses. Recomendamos a aquellos que quieran profundizar en estas doctrinas la lectura de los muchos libros que se han escrito sobre ellas, en especial de la «Teología Sistemática» de Louis Berkhof.