Los cinco puntos del calvinismo (I)

Actualmente en el campo teológico hay dos grandes grupos claramente diferenciados: el calvinismo y el arminianismo.

El sistema calvinista deriva de la teología de Juan Calvino, teólogo y reformador francés que vivió en el siglo XVI y que, además de dirigir los destinos de la ciudad suiza de Ginebra, posee una magna obra teológica.

La teología calvinista se centra en la soberanía de Dios, y en su Palabra, de la cual se debe derivar todas las creencias de los cristianos.

Los cinco puntos del calvinismo, también conocidos como TULIP (tulipán, de sus siglas en lengua inglesa) son los siguientes:

  • Depravación total (Total depravity)
  • Elección incondicional (Unconditional election)
  • Redención limitada (Limited atonement)
  • Gracia irresistible (Irresistible grace)
  • Perseverancia de los santos (Perseverance of the saints)

Los cinco puntos del calvinismo podrían resumirse de la siguiente manera:

El hombre es incapaz de encontrar a Dios por sus propias fuerzas (depravación total); Dios, en su omnipotencia, ha seleccionado a las personas que se van a salvar, sin tener ninguna razón para merecerlo (elección incondicional) y sin poder ellos rechazar la salvación (gracia irresistible). Cristo únicamente murió por los que predestinó a la salvación (redención limitada) y no por todos los seres humanos. Por último, los elegidos no pueden nunca perder su salvación (perserverancia de los santos).

El arminianismo, por el contrario, afirma que Dios no predestinó a los salvos, sino que sabía quiénes iban a ser salvados (puesto que Dios sabe qué ocurrirá en el futuro) y a continuación los destinó a la salvación. Cada persona elige si quiere ser salva o no; en consecuencia, la salvación también se puede perder. Por último, según esta teología, Cristo murió por todos los seres humanos, y no sólo por los cristianos.

Nos proponemos explicar en los siguientes artículos cada uno de los cinco puntos, explicando su fundamento escritural, así como respondiendo a las principales acusaciones y críticas que tan frecuentemente se les hacen.