Grupo de Puritanos

"Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?" (2 Corintios 13:5)

"Escudríñame, oh Señor, y pruébame;examina mis íntimos pensamientos y mi corazón." (Salmo 26:2)

 

Los puritanos, un grupo de cristianos ingleses del siglo XVI y XVII –los creyentes más íntegros y que más amaron la Palabra de Dios en su tiempo- que lucharon por la Reforma de la Iglesia de Inglaterra, creían en la importancia de practicar el autoexamen diario. Ciertamente no se trataba de una doctrina que ellos mismos habían inventado. Firmemente aferrados a la Biblia, y profundamente entregados a Cristo, sabían de la importancia que la Palabra de Dios otorga al examen constante de la propia vida. El objetivo de examinar cada día los actos realizados, los pensamientos y las acciones residía en poder comparar sus conductas con la que esperaba el Señor de ellos.

La televisión destruye

"Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche." (Salmo 1: 1-2)

 

En nuestro hogar disponemos de un televisor grande que permite ver muchos canales, seguramente como en la mayoría de hogares el mundo. Lo que ya no es tan habitual es que el nuestro permanece la mayor parte de la semana apagado. Ciertamente no es que nunca veamos películas, series o informativos; la realidad es que preferimos ver cosas seleccionadas que realmente sean edificantes.

Matrimonio Arnolfini, de Jean van Eyck

"Si se enojan, no pequen; en la quietud del descanso nocturno examínense el corazón"(Salmo 4:4)

Cuando entre los dos miembros de la pareja aparece la sombra de la discordia lo que ocurren en realidad es que el principio áureo del matrimonio (que los dos son una sola carne), se ve soliviantado. Al enfrentarse a una situación de discordia, que puede desembocar en una pelea, es necesario y urgente que uno de los dos, como mínimo, reflexione y considere que necesita ceder ante el otro a pesar de creer tener la razón.

Altar familiar

"Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público" (Mateo 6:5-6)

A lo largo de los años he aprendido que la vida en pareja supone un gran reto para la gente. No sólo porque implica un cambio en los hábitos diarios. Cuando dos personas deciden unirse, con el objetivo de crear un proyecto común, se están entregando una a la otra. Dejan de pertenecerse al cien por cien. No hay que olvidar que la pareja no es más que la antesala del matrimonio. Sin ese objetivo en mente no es lícito para ninguna persona iniciar una relación de pareja.