Tiempo de florecer para Dios

"Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,ni estuvo en camino de pecadores,ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche" (Salmo 1:1-2)

 

Si nos preguntasen cuál es el pecado que más aparta a los cristianos de la comunión con Dios en el siglo XXI, deberíamos responder que la "falta de tiempo". Todos nosotros tenemos nuestra vida tan ocupada por trabajo, ocio, dedicaciones domésticas, amistades, etcétera, que por ello se puede decir que no queda lugar para Dios, exceptuando posiblemente el domingo. Por lo tanto, la mayoría de cristianos modernos son, a lo sumo, cristianos que dedicamos tiempo a Dios en el fin de semana. Tiempo atrás muchas familias disponían de mayor tiempo para el Señor, debido a que la vida cotidiana no era como lo es ahora.

Escribir comentario (0 Comentarios)
Las adicciones en el cristiano

"El fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal" (Filipenses 3:19)

Satanás siempre ha tentado al ser humano, que por naturaleza es un ser caído y pecaminoso, y ha conseguido que cayera en el mal una y otra vez.

Las argucias del Maligno son múltiples y variadas, pues tiene harta experiencia en tentar al hombre. Hoy, trataremos en este artículo sobre las adicciones y sus consecuencias. Las adicciones, igual las antiguas que las nuevas, tienen la misma consecuencia: la separación del hombre de Dios.
Las nuevas patologías adictivas, como la adicción al teléfono móvil, la televisión o Internet, distraen la mente del adicto y le llevan a un mundo que percibe como más tranquilizador y que le permite abstraerse de los problemas personales y/o profesionales.

Escribir comentario (0 Comentarios)

"Dios no es un simple mortal para mentir y cambiar de parecer ¿Acaso no cumple lo que promete ni lleva a cabo lo que dice?" (Números 23: 19)

Muchas personas que se consideran creyentes se esfuerzan en cambiar la voluntad de Dios para sus vidas. La realidad es que ninguno de nosotros, por mucho que se lo proponga, puede cambiar el parecer de Dios.

Escribir comentario (0 Comentarios)

"El que refrena su boca y su lengua se libra de muchas angustias" (Proverbios 21:23)

El habla es uno de los dones más preciosos que Dios ha dado al ser humano, pero también es uno de los que acarrea más juicios sobre el hombre. Constantemente nos encontramos con ofensas, pero también con halagos y con bellas palabras.

Escribir comentario (0 Comentarios)
Horatio Spafford

"Entre tanto que éste hablaba, vino otro que dijo: Tus hijos y tus hijas estaban comiendo y bebiendo vino en casa de su hermano el primogénito; y un gran viento vino del lado del desierto y azotó las cuatro esquinas de la casa, la cual cayó sobre los jóvenes, y murieron; y solamente escapé yo para darte la noticia. Entonces Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró su cabeza, y se postró en tierra y adoró, y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito. En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno." (Job 1:18:22)

 

Cuando leemos el libro de Job nos maravillamos de las desgracias que vivió este paciente patriarca bíblico. Muchas personas no creyentes, y desgraciadamente también personas cristianas, consideran la historia de Job una mera fábula moral. Consideran que es imposible que alguien pueda sufrir la pérdida de hijos, posesiones y salud y seguir adorando y esperando la restauración en Dios. Es por ello que hoy he querido escribir acerca de un hermano en la fe, que hoy está con el Señor, pero que fue un Job contemporáneo del siglo XIX.

Escribir comentario (0 Comentarios)