Buscando

Se están acercando las fechas de la Semana Santa o Pascua y algunos españoles vuelven a recuperar su esfera religiosa y, como en la mayoría de países católico-romanos, se suman a las manifestaciones de religiosidad popular en forma de procesiones.

Para muchos, este acercamiento anual a la fe de sus padres parece retrotraerles a un pasado de misterio y misticismo que les trae paz a su vida, aunque sea por unos días. Manifestaciones de este tipo siempre han tenido lugar a la largo de la historia de la humanidad, ya sea en el antiguo Egipto, en Babilonia o incluso en el moralmente corrupto Israel del período de los reyes. En todas estas culturas la gente buscaba en la religiosidad y en las manifestaciones externas colectivas una especie de reconfortante paz que parece emanar de los rituales ancestrales.

Escribir comentario (0 Comentarios)
¿Evangélicos y católicos unidos? (y II)

Como vimos en la entrega anterior, el concepto bíblico de salvación que defendieron los Reformadores se ha ido diluyendo en el seno de la mayoría de iglesias evangélicas de los Estados Unidos. A consecuencia de esto se han ido desdibujando las líneas rojas que separan a evangélicos de católico-romanos.

Escribir comentario (0 Comentarios)
¿Evangélicos y católicos unidos? (I)

No hace demasiados años se firmó en los Estados Unidos una declaración de principios con el objetivo de defender posiciones comunes entre católico-romanos y evangélicos. El documento fue firmado por eminentes teólogos de ambos bandos y supuso el inicio de la colaboración entre estas dos ramas del cristianismo en la defensa de valores comunes.

Escribir comentario (0 Comentarios)
Libertad en Egipto

Hoy estaba escuchando una entrevista en el programa Mundo Protestante, que emite cada domingo RNE 5, de un pastor cristiano de Egipto. Mientras la escuchaba pensaba en cuántas cosas tenemos que no valoramos, y que no valoramos porque tenemos.

Escribir comentario (0 Comentarios)
Año nuevo... ¿vida nueva?

Como todos los años, comenzamos el 2012 con un renovado esfuerzo para conseguir nuevos objetivos vitales o profesionales. Desgraciadamente, el cambio de año, que no deja de ser un artificio creado por el hombre, nos revela después de pocos días la poca capacidad que tenemos de poder cambiar nuestra forma de ser si no es con un esfuerzo muy descomunal, de cuya continuidad, más allá del deseo, no tenemos certeza.

Escribir comentario (0 Comentarios)