La Iglesia de Dios y las Santas Escrituras

Es innegable que la Santa Escritura en 1ª de Timoteo 3:15 dice: "Para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad".

Pasando por alto las posibles interpretaciones del versículo, admito como válida la interpretación que la Iglesia del Dios viviente es columna y baluarte de la verdad. Ahora bien, ¿la Santa Escritura nos está diciendo entonces qué la Iglesia es poseedora de la verdad en todo tiempo y condición?. Realmente creo y afirmo, a la luz de la Santa Biblia, que no es así. Recordemos la Iglesia durante el Antiguo Testamento. Cómo el Señor instituye a la tribu de los Levitas como sacerdotes y maestros de la Ley en el Pentateuco y los hace custodios de su Palabra. Ahora bien, con el tiempo abandonan esta Palabra y es pervertida y es cuando Dios mismo, a través de los profetas, les reprocha y les amenaza con hacer un nuevo pacto. A donde quiero ir a parar con esta argumentación, pues muy simple, que la Iglesia es columna y baluarte cuando es Iglesia de Dios (Y no simplemente iglesia) y es Iglesia de Dios cuando lo que predica y difunde es la Palabra de Dios. ¿Porqué acaso no se llamaban Iglesias, y cristianos, los apóstatas, herejes y sectarios que aparecen reflejados en las epístolas paulinas? Pero eran fuertementente atacados por los Apóstoles ya que no guardaban la sana doctrina.


Claro que la Iglesia de Dios es Columna, es decir, basa sobre la que se sustenta el edificio cristiano y baluarte de la verdad pero; toda columna está, a su vez, apoyada en el suelo (En unos cimientos), en un terreno firme, y en este caso es Dios mismo (Cristo el Verbo y Dios Hijo) y su Palabra. Cuando una columna se asienta sobre terreno pantanoso o arenoso irremediablemente la columna cae y con ella todo el edificio; porque no es ella en último término quien es el cimiento del Edificio sino que dicho cimiento es Cristo y su Santa Palabra (Veamos Efesios 2: 19-22) "Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor" . Porque la iglesia por si misma, sin el fundamento de los Profetas (Antiguo Testamento) y los Apóstoles (Nuevo Testamento) basados en Cristo (Piedra de ángulo), viene a ser algo vacío y sin valor. Así que es la Escritura la que sustenta la verdad de la Iglesia (2 Timoteo 3:15-17).